05 abril 2009

TATUAJE ES UNA MARCA PERMANENTE


Un tatuaje es una marca o dibujo, permanente, es decir, para toda la vida, que se realiza en la piel.
Se lleva a cabo perforando la piel e inyectando pigmentos. Cuando se realiza bajo la piel de labios, cejas, contorno de ojos… Se denomina micropigmentación. Se trata, en todos los casos, de una práctica agresiva, en la que se producen heridas y, por lo tanto, se corren riesgos.
Las complicaciones pueden ser:
Generales: infecciones como hepatitis y SIDA, que pueden tardar años en manifestarse u otras derivadas de la utilización de material no estéril agujas, etc.) o por el incumplimiento de las normas higiénico-sanitarias en general.
Locales: dermatitis de contacto, reacciones cutáneas, cicatrices patológicas, etc.
Los pigmentos utilizados en los tatuajes deben cumplir la normativa vigente en materia de productos cosméticos y disponer del correspondiente registro sanitario.
Las personas con alguna enfermedad de la piel, alergias, problemas de coagulación, etc., es necesario, que antes de hacerse un tatuaje, consulten a profesionales médicos.
De todos modos, antes de hacerte un tatuaje, piénsatelo bien. Se trata de un dibujo para toda la vida.
Si eres menor de edad, necesitas el consentimiento por escrito de tu padre, madre o tutores.

Otros métodos de pigmentación de la piel

Aunque en lenguaje coloquial se llaman a veces incorrectamente tatuajes, se trata en estos casos de marcas o dibujos en la piel sin que se produzca, en principio, perforación de la misma.
Suelen desparecer, salvo que produzcan lesiones reactivas en la piel, en un período breve de tiempo.
Estos son los métodos más frecuentes, ordenados según el mayor o menor grado de riesgo para la salud:
Henna - el pigmento henna se absorbe a través de la piel y sus efectos duran alrededor de dos semanas. Como se utilizan pigmentos, pueden producirse dermatitis, a veces graves, por utilizar productos no controlados sanitariamente.
Pigmentación cutánea solar - se aprovechan los rayos solares para realizar un dibujo sobre la piel mediante una lámina adhesiva que se pega al cuerpo y luego se retira.
Adhesivos o calcomanías - se colocan fácilmente, resisten al agua y al sudor, y al cabo de unos días desaparecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario